Alcalde declara en emergencia a avenida Indoamérica

0

  El alcalde de Ambato, Dr. Javier Altamirano Sánchez, en uso de sus facultades legales, declaró en emergencia a la avenida Indoamérica, sector de la quebrada Pisocucho, con la finalidad de que se intervenga de manera urgente en la reparación de esta vía, que permanece cerrada al tráfico vehicular, en un tramo de 45 metros,

 

El alcalde de Ambato, Dr. Javier Altamirano Sánchez, en uso de sus facultades legales, declaró en emergencia a la avenida Indoamérica, sector de la quebrada Pisocucho, con la finalidad de que se intervenga de manera urgente en la reparación de esta vía, que permanece cerrada al tráfico vehicular, en un tramo de 45 metros, por un hundimiento.

Esta declaratoria implica que la Dirección de Planificación de la Municipalidad culmine lo antes posible los estudios para la reconstrucción de esta vía, la Dirección Financiera asigne los recursos necesarios y la Dirección de Obras Públicas ejecute esta obra.

Según la normativa de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR), la Municipalidad podrá contratar de manera directa, y bajo responsabilidad de la máxima autoridad, las obras, bienes o servicios, incluidos los de consultoría, que se requieran de manera estricta para superar la situación de emergencia.

Es el Alcalde, quien legalmente está autorizado a declarar la emergencia sobre la base de los informes que presenten las dependencias municipales y entidades gubernamentales. La base legal es el artículo 6, literal 31 de las Ley de Contratación Pública y el numeral 3.5 del Manual del Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

Según el Jefe de Mantenimiento Vial de la Municipalidad de Ambato, Javier Acurio, la declaratoria de emergencia implicará que el inconveniente en la avenida Indoamérica se solucione en 60 días, sin esta declaratoria se extendería hasta 6 meses.

Uno de los principales problemas de la apertura de esta vía es el tráfico vehicular. Según Álvaro Corral, director de Tránsito, Transporte y Movilidad (DTTM), se tiene un promedio de intensidad de 25.475 automotores que circulan diariamente por la Indoamérica.

Otro problema que afecta a la población del sector es la filtración de agua, lo que provocó el colapso de la calzada, esto obligó a abrir la estructura de la avenida para drenar y la interrupción del tránsito vehicular y peatonal, afectando la movilidad en general.

La acumulación de agua afecta al cerramiento, cimiento y estructura de madera de una vivienda, así como al cerramiento de una fábrica. La calle Plata está fisurada y pone en riesgo su estabilidad, afectando a varias familias por ser el único acceso a sus viviendas. El plazo para habilitar la avenida Indoamérica, utilizando ármico de un metro de diámetro es dos meses.

La Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Ambato (Emapa) señala que existe el colapso del ármico de diámetro de 1.8 m existente a la altura de la vía, a una distancia del aliviadero existente de 104 metros aguas arriba de la quebrada Pisocucho, en el cual se evidencia un taponamiento con material pétreo y la sedimentación de varios materiales.

Por esta razón, la Dirección de Operación y Mantenimiento de la Emapa ha dispuesto a la Jefatura de Alcantarillado la intervención de la reubicación de las redes de alcantarillado, una vez que la Municipalidad localice el ármico, que se estima se encuentra a 15 metros de profundidad.

Compartir:

Opinar