Municipalidad culmina la construcción de la vía a Laquigo

0

.

Con la colocación de modernos y resistentes pasamanos, la reforestación con especies arbóreas propias de Ambato, así como la construcción de taludes, veredas, bordillos, muros de contención y protección en hormigón, culminó la construcción de la vía alterna al caserío Laquigo que comunica a las parroquias Pinllo, Augusto N. Martínez y Atahualpa.

El alcalde de Ambato, Dr. Javier Altamirano Sánchez, informó que la obra se realizó con una inversión de 800 mil dólares, el cual tuvo un contrato complementario de 90 mil dólares, pedido por los moradores del sector, mediante el cual se dio mayor seguridad peatonal con la implementación de 400 metros de pasamanos en hierro galvanizado.

Con esto, se evitaron mayores daños en esta carretera que se constituye en una alternativa de la Red Vial Interparroquial de las poblaciones del noroccidente de Ambato.

Se incrementaron 300 metros cuadrados de muro de hormigón lanzado en una curva ubicada al inicio de la obra, donde se presentaban constantes deslizamientos, así como la construcción de veredas en volado que permitió tener una vía más ancha para el ingreso de los vehículos a las viviendas, sin el peligro que antes tenían.

También se culminó la señalización horizontal y vertical de la vía que luego de 1 año y 5 meses de construcción entra en servicio para todos los ambateños.

La Municipalidad de Ambato colocó en la construcción de esta arteria 500 metros de asfalto para recapeo, 3.800 metros de anclaje y 365 metros de guardavía para la seguridad y protección a los automotores y conductores.

La vía a Laquigo tiene un plan de remediación ambiental que contempla la colocación de 30 especies de árboles propios de la región como Molle y Cholanes, que reemplazan a los eucaliptos que se talaron para construir los muros de contención.

A más de dar seguridad a conductores, esta carretera es utilizada por niños, jóvenes y adultos para caminatas recreacionales, además de disfrutar de una hermosa vista panorámica de Ambato.

Compartir:

Opinar