Municipalidad inicia construcción de colector en la Avenida Indoamérica

0

.

El alcalde de Ambato, Dr. Javier Altamirano Sánchez, informó sobre el inicio de la construcción del colector en la avenida Indoamérica, sector de la quebrada Pisocucho, salida a Quito, desde este lunes 1 de junio, con un plazo de ejecución de cinco meses.

La construcción de esta nueva infraestructura empieza luego de las excavaciones que permitieron llegar al antiguo canal de aguas servidas, ubicado a 15 metros de profundidad desde la carretera Ambato-Quito.

Aquí se edificará un nuevo canal colector de hormigón que tendrá 70 metros de largo, 1,80 metros de ancho y 2 metros de altura, que permitirá evacuar las aguas servidas y lluvia con normalidad, evitando el represamiento en la zona.

Las labores en la avenida Indoamérica (Panamericana Norte), implicaron el desalojo de 66.000 metros cúbicos de tierra, en donde trabajaron personal y maquinaria contratada por la Municipalidad de Ambato.

Kléber Padrón, director de Obras Públicas, dijo que el volumen de tierra fue retirado de los rellenos clandestinos ubicados por propietarios de terrenos particulares, que saturaron estos espacios, provocando el taponamiento de la quebrada.

Altamirano insistió ante los funcionarios municipales, así como a la empresa contratada, acelerar los trabajos de reconstrucción que permitan a los ambateños recuperar esta vía de ingreso al casco urbano de Ambato.

El Jefe de Mantenimiento Vial de la Municipalidad, Javier Acurio, dijo que una vez que se logró la excavación de los 15 metros de profundidad, se logrará recobrar el nivel y con ello iniciar los trabajos pertinentes a la construcción del canal colector.

Mientras se realizan las labores, se construirá una vía provisional que permitirá el paso por el sector y de esta forma reducir el tráfico en la avenida Rodrigo Pachano, utilizada por los conductores que se dirigen al norte de Ambato y el país.

En esta obra vial se instalará alcantarillado fluvial y sanitario, energía eléctrica, telefonía e internet, cuyos cables pasaban por este sector antes de la socavación de la carretera, producido por las aguas servidas que se depositaban en el canal de la quebrada Pisocucho.

Como se recordará, el domingo 8 de diciembre de 2019, luego de fuertes lluvias en la ciudad, se produjo un primer represamiento en la quebrada Pisocucho, con la intervención Municipal para encausar las aguas, desde esa fecha el ayuntamiento trabaja en su recuperación.

Como paso previo se realizó el chequeo médico a todos los trabajadores, entregándoles equipos de protección para evitar posibles contagios de coronavirus, respetando las normas de bioseguridad en la jornada laboral.

Compartir:

Opinar