Pruebas Covid-19 se aplican en los mercados locales.

0

.

Lida América López, de 74 años, comerciante del Mercado Sur. Fue la beneficiaria 18.233 de un total de 30.000 pruebas rápidas que adquirió la Administración Municipal del alcalde Javier Altamirano, en el marco de proyecto integral “Ambato contra el COVID-19” para hacerle frente a la actual pandemia, el que además contempla la 10.000 pruebas PCR, las que se han venido aplicando en todo el cantón

López es parte de los 6.200 comerciantes que laboran en la Red de Plazas y Mercados de Ambato hasta donde llegan las Brigadas Municipales, lideradas por el alcalde de la ciudad, Dr. Javier Altamirano Sánchez.

La pequeña comerciante del mercado Sur debió esperar 10 minutos para recibir el resultado Negativo de la prueba realizada. “es una ayuda para quienes no tenemos dinero y es en bien de nuestra salud, pero también debemos siempre usar mascarilla, lavarnos las manos y mantener la distancia”, dijo

El alcalde Altamirano insistió en que “Hemos trabajado duro en estos días y lo continuaremos haciendo para precautelar la salud de los ambateños en medio de esta pandemia que nos golpea a todos”.

La Primera Autoridad del cantón mencionó que el Proyecto Integral de Salud para contener al COVID-19 se aplica en las 18 parroquias rurales del cantón con sus respectivos caseríos y cabildos, y en los barrios urbanos de la ciudad en donde se aplican las 30.000 pruebas rápidas y las 10.000 PCR adquiridas por la Municipalidad de Ambato.

Las Brigadas Municipales se instalaron también en la Plaza Pachano, en el barrio Bellavista, hasta dónde acudió Lupe Romero de 60 años, quien expende comida preparada en uno de los cubículos de este sitio de expendio.

Una vez que se realizó la prueba COVID-19 comentó: “Es un beneficio para las personas que estamos mal en nuestra economía, porque desde que inició esta pandemia todos estamos pésimos en nuestros negocios”.

La toma de pruebas se cumplió también en la plaza la Dolorosa, en donde María del Carmen Gaspata tiene un pequeño restaurante hace 20 años. “Me parece muy bien que nos hagan las pruebas y gracias a Dios estamos bien porque nos salió negativo”.

En este mismo lugar también se aplicó las pruebas a los habitantes de barrio la Ferroviaria en  La Dolorosa, uno  de los usuarios fue Misael Moncayo, de profesión sicólogo, comentó “es una muy buena iniciativa del Alcalde Altamirano que permite a los ciudadanos  saber nuestro estado de salud con respecto al COVID-19 y salir de la duda, pero ahora mi prueba salió negativa y puedo estar con mi familia con la confianza que se requiere y siempre respetando el lavado de manos, uso de mascarilla y distanciamiento social”.

En el mercado Central, una de las expendedoras, Susana Urrutia, una vez que le aplicaron la prueba dijo que “es una garantía más para la ciudadanía ambateña para que se active nuestra economía y beneficia a los clientes y comerciantes”.

Un importante trabajo realizó la Secretaría Ejecutiva de Participación Ciudadana de la Municipalidad coordinando la toma de pruebas COVID-19 en esta segunda fase, cubriendo las 18 parroquias y 48 barrios populares de la zona urbana, con más de 200 puntos hasta donde llegaron las Brigadas Municipales.

Compartir:

Opinar